Florentina Marín Abogada

FLORENTINA MARIN, se graduó en la Universidad “Nicolae Titulescu”, Bucarest, Rumania, y obtuvo la Licenciatura en Derecho en el año 2003.

Aprobó con matrícula de honor los exámenes de admisión en el Ilustre Colegio de Abogados de Bucarest y en 2005 ingresó en el Instituto Nacional de Preparación y Perfeccionamiento de la profesión de abogados en Rumania.
Obtiene el diploma Master de Derecho Penal de la Universidad “Nicolae Titulescu”, Bucarest, en los años 2003-2005, y se especializa en Derecho Penal.

En 2006 se colegió como abogada en el Ilustre Colegio de Abogados de Bucarest y empezó a colaborar con diferentes despachos de abogados, destacando el Bufet “Danescu&Danescu si Asociatii”, uno de los despachos más prestigiosos de Rumania.

Con muchas ganas de superar sus límites profesionales, en el año 2007, decidió cursar un Máster en Derecho en el extranjero, escogiendo para ello la Universidad de Barcelona, considerada una de las Universidades más prestigiosas de Europa y obtuvo una beca para cursar el Máster en Abogacía Internacional. Las prácticas jurídicas de dicho Master las desarrolló en BDO, una de las mayores organizaciones internacionales de auditoría y servicios profesionales a la empresa. Posteriormente pasó a formar parte del gran equipo de abogados del Bufet M. Alemany, SLP, Barcelona, donde, además de trabajar, estudió y profundizó en la legislación española para poder homologar su titulo de abogada. Después de casi tres años de arduo trabajo, constancia, fiabilidad, profesionalidad, dedicación e  implicación emocional logró homologar su título de abogada, siendo colegiada núm. 38804 del Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona (ICAB).  

FLORENTINA MARIN, tiene la reputación de ser una abogada eficiente, buena estratega y apasionada en todo lo que hace, apoyando y defendiendo los derechos de sus clientes. Combina la experiencia acumulada en Rumania con la experiencia que acumuló  en los últimos años trabajando como abogada en los despachos de abogados de Barcelona, logrando tener la visión de DOS legislaciones europeas, dos métodos de trabajo diferentes, dos tipos de estrategias legales, así como la facilidad para ayudar a los clientes que necesitan  un abogado experto en ambas legislaciones.

Las diversas experiencias adquiridas en esos 12 años de práctica legal, con el añadido de la dificultad de comprensión y asimilación de la nueva legislación en una lengua extranjera, le dio el beneficio de poder enfocar los temas jurídicos de diferentes maneras y desde múltiples perspectivas. Destaca su gran facilidad para la comunicación, gracias a su conocimiento del inglés, español, francés, portugués y rumano y gracias a su dominio de los diferentes estilos de comunicación, desde el estrictamente jurídico reservado a los profesionales de distintas nacionalidades, hasta el  estilo coloquial, fácil, cercano a los clientes, independientemente de sus nacionalidades.

Finalmente, a principios de 2014, fundó, junto con su socio Tomás Pasalodos Gibert y su colaboradora Cristina Saftoiu, un despacho de abogados destinado a satisfacer todas las necesidades de los clientes, proporcionando servicios jurídicos de alto nivel en casi todas las ramas de Derecho:

 

  • DERECHO PENAL
  • DERECHO LABORAL
  • DERECHO DE FAMILIA
  • DERECHO CIVIL
  • DERECHO ADMINISTRATIVO
  • DERECHO INTERNACIONAL PRIVADO
  • DERECHO MERCANTIL