Se procederá a la devolución del importe ingresado en el caso de que el producto fuese imposible de atender, prohibido, incomprensible o cualquier otra causa que el propietario de la página web considere, reservándose éste último la cancelación del servicio sin necesidad de acreditar causa alguna, obligándose a la devolución de la cantidad abonada en el plazo de 72 horas desde el momento de la solicitud del servicio.

El consumidor tendrá derecho al reembolso de la cantidad abonada si en el plazo estipulado no se ha procedido a prestar el servicio solicitado.
En el caso de que para proceder a la prestación del servicio se necesitare, por su complejidad, más documentación, más datos, o bien sucesivos contactos, dejará de aplicarse la obligación para el propietario de la web de prestar el servicio en un plazo estipulado, debiendo hacerlo constar así al consumidor, quien podrá optar entre la devolución de la cantidad entregada o continuar el procedimiento con los requisitos solicitados por el propietario web.

El propietario de la web no se hace cargo de la devolución de la cantidad en caso de que el consumidor considerase que no ha sido correctamente prestado el servicio, si el mismo se hizo en el plazo estipulado, debiendo a tal efecto alegar cualquier contingencia en el apartado de “incidencias” que contiene la web.