El Reglamento Europeo de protección de datos de carácter personal GDPR

Últimamente, observamos que estamos “obligados” a aceptar los términos y condiciones de ese mensaje sobre la privacidad de datos personales que aparece en las redes sociales o cuando accedemos al correo electrónico o páginas web. ¿Qué significa exactamente esto y cuáles son las consecuencias de la nueva regulación? Nuestros abogados en Barcelona le informarán sobre la protección europea de datos de carácter personal, GDPR (General Data Protection Regulation Privacy Compliance).
Una reforma necesaria marcó el año 2016, y la cuestión de los datos personales se gestó de la conclusión de debates que duraron más de cuatro años. Los reglamentos y directivas en este ámbito reflejan el proceso de revisión de la Directiva 46/1995, pero también se adaptan a las nuevas realidades generadas por el uso masivo de las tecnologías cotidianas.
El Reglamento 679/2016 sobre la protección de las personas físicas con respecto al tratamiento de datos personales y sobre la libre circulación de dichos datos entró en vigor el 25 de mayo de 2018; tiene una aplicabilidad muy amplia, que se explica en esencia por la importancia que el legislador europeo concede a la protección de los derechos humanos fundamentales.
Por lo tanto, las principales consecuencias de las disposiciones del Reglamento se refieren a las mayores responsabilidades en materia de seguridad de los datos y un alto nivel de transparencia, con multas por valor de decenas de millones de euros. despacho de abogados en Barcelona
Un elemento de novedad que este acto normativo europeo aporta es el establecimiento de la obligación de nombrar un oficial de protección de datos a nivel de cierto operador. Por esta razón, recientemente se ha discutido el reconocimiento de una nueva profesión, el procesador de datos, cuya tarea es realizar evaluaciones de riesgos y notificar infracciones de seguridad.
La regulación se asegura de que sus disposiciones sean relevantes para aquellos elementos del entorno virtual que identifican al individuo o que tienen la capacidad de hacerlo identificable. No hay duda de que el correo electrónico, los protocolos de IP, las cookies y los motores de búsqueda están sujetos a las disposiciones del Reglamento. Los datos de localización están a la orden del día, siempre que las tecnologías de comunicación remota permitan la identificación de las coordenadas espaciales bajo las cuales actúa el individuo. Toda la información sobre la ubicación del individuo encuentra su protección en la legislación de datos personales.
En los casos que el procesamiento de los datos personales requiere consentimiento, el menor de edad debe tener 16 años, de lo contrario, las operaciones no se llevan a cabo legalmente. Para el menor de esa edad, dicho procesamiento es legal solo si se concede dicho consentimiento (en ausencia de la capacidad de ejercicio del menor) autorizado por el titular de la responsabilidad parental sobre el menor.

Nueva garantía de privacidad de GDPR: “el derecho a ser olvidado”

„Le droit à l’oubli” (“el derecho a ser olvidado”) es una nueva garantía de privacidad, y sus connotaciones son particulares del espacio virtual. El reglamento GDPR contiene las razones que fundamentan la solicitud del interesado para eliminar los datos que lo conciernen, así como las excepciones que legitiman la retención de datos. Particularmente en Internet, los “rastros” que el usuario deja, con motivo de la navegación, determinan un régimen estrictamente supervisado de procesamiento de la información personal.
El derecho a la información del público debe estar en un equilibrio justo con el derecho al respeto de la privacidad de la persona en cuestión. Aunque los derechos del interesado prevalecen, por regla general, sobre el interés legítimo del público en estar informado, en situaciones particulares el equilibrio también puede depender de la naturaleza de la información en cuestión y de su naturaleza sensible en cuanto a la vida privada del interesado.
Uno de los temas discutidos es el “interés legítimo”, que permite que el procesamiento se realice sin el consentimiento del interesado. Tenga en cuenta que la regla establecida por el Reglamento es realizar la recopilación, el registro, la organización, la estructuración, el almacenamiento, la adaptación, la modificación, la extracción, la consulta, el uso, la divulgación, etc. solo en presencia del consentimiento de la persona interesada. Como excepción, de acuerdo con el art. 6 (1) – f, el procesamiento es legal si y en la medida en que “sea necesario para los intereses legítimos perseguidos por la persona a cargo o por un tercero”.
En conclusión, esta nueva política de GDPR ayuda a proteger sus derechos fundamentales.

Si desea obtener más información sobre las implicaciones legales de la nueva regulación de protección de datos, o si tienes un procedimiento relacionado con este tema y necesitas un abogado para aconsejarte o actuar ante los Juzgados y Tribunales, no dudes en contactarnos. Nuestro equipo está especializado en derecho PENAL/ CIVIL/ ADMINISTRATIVOLABORAL y realizará todas las diligencias necesarias para un resultado satisfactorio. Llama a 932006766, o puedes contactarnos a través del correo [email protected] ¡Gracias por confiar en nuestro despacho de abogados de Barcelona!

by Marin Pasalodos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *