El Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19 establece en su artículo 36 que en los contratos de tracto sucesivo, se paralizará el cobro de nuevas cuotas hasta que el servicio pueda volver a prestarse con normalidad; no obstante, el contrato no queda rescindido. Por lo tanto, los padres no están obligados a abonar las cuotas de las guarderías privadas, ya que el Real decreto establece que las empresas prestadoras de servicios no podrán, a partir del mes de abril de 2020 y mientras dure esta situación extraordinaria, seguir pasando las cuotas mensuales por estos servicios que no pueden ser prestados.

¿Qué podrá hacer el gimnasio, academia, escuela infantil, residencia de estudiantes?

→ Ofrecer la posibilidad de recuperar el servicio a posteriori, y en caso de que el consumidor no pueda o no acepte esta opción:

1. Devolver los importes cobrados en la parte proporcional al servicio no prestado por causa del COVID-19, o

2. Si el consumidor lo acepta, reducir la cuantía de las futuras cuotas a imputar. Por este motivo, las guarderías privadas están asustadas por el parón que supone a su contabilidad el periodo de confinamiento de la población por la pandemia del coronavirus, y algunas proponen el pago de una cuota libre, en función de las posibilidades de cada familia.

El conseller de Educació, Josep Bargalló, reconoció en que “si cierran las escuelas infantiles privadas tendremos un problema, las tenemos que ayudar, pero no desde el Departament d’Educació sino desde el Govern”, indicó. Y añadió que está trabajando en un posible adelanto de una “pequeña” subvención. “Pero si es el Estado el que dice que no hay que pagar unas cuotas, es el Estado el que ha de dar una solución”, concluyó.
Respecto al sector público, las guarderías públicas de Barcelona no cobrarán cuotas hasta su reapertura. Así lo ha anunciado el Institut Municipal d’Educació de Barcelona (IMEB), que ha precisado que no cobrará ni las cuotas de escolarización ni de comedor, en el caso de las guarderías, hasta que las clases puedan retomarse. Además, los pagos realizados por los días de marzo en los que no ha habido actividad en los centros se devolverán en el próximo recibo, sea cuando sea el mes en el que este llegue.

Se mantendrán las actividades educativas a través de las modalidades a distancia y online, siempre que resulte posible

Por otro lado, en los colegios públicos, concertados y privados, aunque el real decreto del estado de alarma no diferencia entre tipos de centros pero establece que «se mantendrán las actividades educativas a través de las modalidades a distancia y online, siempre que resulte posible». Pero obviamente, esto no puede ser el caso de un menor de 3 años, ya que no resulta posible la enseñanza online.

En conclusión, las escuelas infantiles, tanto privadas como públicas y concertadas, no deberían seguir cobrando los recibos, ya que los menores no reciben servicio alguno.

Si desea obtener más información o si necesitas un abogado para aconsejarte o actuar ante los Juzgados y Tribunales, no dudes en contactarnos. Nuestro equipo de abogados de Barcelona está especializado en derecho PENAL/ CIVIL/ derecho DE FAMILIA/ derecho LABORAL y realizará todas las diligencias necesarias para un resultado satisfactorio. Llama a 932006766, o puedes contactarnos a través del correo [email protected] ¡Gracias por confiar en nuestro despacho de abogados de Barcelona!